lunes, 16 de noviembre de 2015

ESTO SE ESCRIBIÓ EN 1968


“Existen  muchos estudios sobre la situación del hombre y de la mujer latinoamericanos. En todos ello se describe la miseria que margina a grandes grupos humanos. Esa miseria, como hecho colectivo,  es una injusticia que clama al cielo”.
Así comienza el documento sobre la JUSTICIA aprobado en Medellín por los todos los obispos de la Iglesia católica en 1968.
“Quizás no se ha dicho suficientemente que lo esfuerzos llevados a cabo no han  sido capaces en general de asegurar el respeto y la realización de la JUSTICIA en todos los sectores de las respectivas comunidades nacionales”.
“Las familias no encuentran muchas veces posibilidades concretas de educación para sus hijos. La juventud reclama su deseo   de  ingresar en la universidad.  La mujer su igualdad de derecho y de hecho con el hombre.  Los campesinos mejores condiciones de vida.  La creciente clase media se siente afectada por la falta de expectativa. Se ha iniciado un   éxodo de profesionales y técnicos a países más desarrollados. Los pequeños artesanos e industriales son presionados por intereses mayores y no pocos grandes industriales de Latinoamérica van  pasando progresivamente  a depender de empresas mundiales. No podemos ignorar el  fenómeno de esta  casi universal frustración de legítimas aspiraciones, que crea el clima de angustia colectiva que estamos viviendo”.
Por favor vuelva a leer este párrafo escrito hace 47 años en Medellín en la segunda reunión de todos los Obispos Católicos de  América Latina. Piense en  el actual PARAGUAY. ¿Es esta nuestra situación?
En lo que estamos igual o peor, ¿qué personas, partidos grupos han tenido la culpa? ¿Siguen, todavía en el poder y actuando? ¿El Pueblo en general estamos reaccionando en contra? ¿Todos o unos pocos?
Esto se escribió hace 47 años. Pienso que y que ha llegado la hora de despertarnos.
Despertarnos significa estar bien enterados de lo que ocurre. Exige el unirnos para aumentar nuestra fuerza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada